05
Nov
2014

Taller “El gran baile de las calaveras”

El pasado fin de semana, nuestro director creativo tuvo la suerte de asistir al taller que impartió Isidro Ferrer y La Familia Plómez en Madrid, cosas de la jerarquía… Por si hay algún despistado que no caiga os los presentamos, Isidro Ferrer es uno de los grandes diseñadores gráficos actuales, suyo son los geniales carteles para el Centro dramático nacional y La Familia Plómez un colectivo que se dedican a imprimir con antiguas maquinas de tipos móviles que han salvado de convertirse en chatarra. Esta es nuestra crónica.

Como era 1 y 2 de noviembre, el taller tuvo la temática de la fiesta de La noche de los muertos mexicana. Tras presentarnos, una introducción a la fiesta que nos hizo Isidro y una clase de cómo usar los tipos móviles que nos dieron los Plómez empezamos, literalmente, a mancharnos las manos, la mañana la dedicamos a jugar con los tipos móviles y crear calaveras y esqueletos a partir de diferentes caracteres, crear costillas a partir de una c, una brazos con unas manos con los signos de exclamación, un ojo llorando a partir de un q, etc. para después entintarlas e imprimirlas.

Ilustración de un esqueleto hecho a partir de tipos móviles

Tras una buena comida para recuperarnos de los efluvios de la tinta y los disolventes por la tarde la dedicamos a hacer por parejas un esqueleto usando cajas de madera de las que se usan para transportar la fruta, este fue el resultado de mi grupo el Guerrero Ilhuicamina, gran campeón de todos los tiempos de la lucha libre mexicana.

Guerrero Ilhuicamina

Para acabar el día como unos auténticos pendejos, vino Julian de la taquería Chapultepec que nos enseñó a hacer un autentico guacamole y nos preparó unos exquisitos tacos, y de postre, como no podía ser de otra manera un pan de muertos regados con unas cervecitas de la tierra y un reposadito.

Al día siguiente para cerrar el taller y tener un recuerdo cada uno hicimos 20 impresiones de una calavera o un esqueleto formado con tipos móviles con los que luego los Plomez encuadernarán un libro para cada uno de los asistentes.

¿Mis impresiones? Un fin de semana en el que reafirmar que si nos alejamos de la pantalla y el teclado, y trabajamos con las manos y materiales reales en lugar de pixeles, podemos obtener unos resultados increíbles; descubrir la composición con los tipos móviles, mancharse las manos de tinta, recordar el olor a aguarrás… en definitiva “desaprender” los programas de diseño y reaprender a trabajar con materiales “reales”.

Tags: , , ,

Compartir en: